logo

Home Historia

Este empresario ha tenido, como el mismo define, "un crecimiento natural" partió con taxis, furgones y luego buses, para consolidarse en el transporte de pasajeros en esta sureña isla, Chiloé.

 

 

 

Fermín Oyarzún, dueño de los Buses San Cristóbal, se define con un chilote de tomo y lomo, y por ningún motivo piensa en desarrollar su negocio lejos de la isla. A sus 36 años, casado, dos hijas y elegido Volante de Oro, en la mención pequeño empresario del transporte de pasajeros se siente afortunado con lo que ha logrado en la vida, pero también resalta que nada ha sido gratis y ser ordenado es el principal fundamento de su éxito.

 

Dice ser nuevo en estas lides del transporte de pasajeros, donde su crecimiento ha sido ordenado y sin grandes sobresaltos. Comenzó por el año 97 con unos colectivos, después los vendió y tuvo unos furgones. De ahí implementó la rama de los buses del tipo Volare, el tamaño justo. Fue un crecimiento natural, de a poco fue encontrando su espacio en el rubro.

Y no es para menos, ya tiene a su haber 30 máquinas, 15 mini buses y 15 tipo pullman y parece no tener límite.

"Si me hubieses preguntado hace diez años, mi meta era tener cinco buses. Hace cinco quería tener diez y hace dos años, en una entrevista, yo dije que seria feliz con quince. Ni me he dado ni cuenta a lo que he llegado. Ahora te puedo decir, (y simbólicamente toca la madera de la mesa que tiene enfrente) mi proyecto es llegar a 30, no mas que eso", enfatiza.

·

CHILOE DE PUNTA A PUNTA

Transportes San Cristóbal se llama su empresa, donde tiene a más de 28 personas a su cargo. Dice que le gusta que su gente esté bien y para ellos es su jefe y su amigo.

Al momento de hacer un balance, cree que la principal gracia para el éxito es el ser ordenado. Incluso, reconoce que la crisis de las salmoneras no lo afectó, pese a que tuvo prácticamente parados los seis buses tipo pullman, lo que no es poco si se toma en cuenta que son casi el 25% de su capital.

 

El secreto pasa por controlar todos los aspectos económicos de su empresa y lo hace de una forma bastante particular, porque todo funcionaba desde su "oficina móvil": 'un jeep en donde llevaba la contabilidad, pagaba al personal y entregaba las facturas. Eso le permite moverse de punta a punta en Chiloé y también poder equilibrar el trabajo con la vida familiar.


Vive del trabajo y no para el trabajo, lo que· agradecen sus hijas y su esposa Verónica, quien si bien sabe que este rubro no tiene horarios y a veces las jornadas son largas, busca generar los espacios para estar todos juntos. "Apenas hay un fin de semana largo, salgo con mi familia, ya sea lejos o cerca, pero salimos a alguna parte". Y agrega, que ese es el gran motive para seguir creciendo con su empresa, el asegurarle el futuro a sus dos pequeñas.

 

doc068_Small

Premio Volante de Oro 2009

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 Oficina

 Los Carrera 307, 2° piso, Castro, Chiloé

65 - 631916 / 7- 9974717

busessancristobal@gmail.com

busesriopudeto@gmail.com